Pages

Análisis de texto II - Poderoso Caballero




Análisis de Texto; Poderoso caballero es Don Dinero.-


Autor: Francisco de Quevedo.



Francisco de Quevedo fue un escritor perteneciente al Siglo de oro Español. Pieza clave de la escuela Conceptista, se trata de uno de los autores más destacados de la lírica española.
Este autor es una pieza clave del barroco, movimiento cultural que se distinguió por su exageración en todos los sentidos y que bañó a las corrientes como la lírica, narrativa y dramaturgia, en un ir y venir de nuevos tópicos y pensamientos que se contraponían con las del renacimiento. El barroco siente nostalgia por la edad media, llenando de ese sentimiento las obras que se escriben.



En este poema, Poderoso Caballero es Don Dinero, Francisco de Quevedo retrata perfectamente el caos que se estaba viviendo con la decadencia del imperio español, tratando de mostrar de forma satírica el uso del dinero en su época, así es tal que nos encontramos con versos como; “ Nace en las Indias honrado/ Donde el mundo le acompaña; Viene a morir en España/ “ Haciendo alusión al oro que se sacaba de América en ese entonces y que era llevado por nobles a España, despilfarrado en guerras, las cuales representan ese “morir” del que él habla.



Así también, Quevedo satiriza el dinero como un señor poderoso, ante el cual hay que humillarse por la necesidad, Madre, yo al oro me humillo, pero que a su vez, iguala a todos sin importar su sangre o pensamiento. Todas las sangres son Reales / Y pues es quien hace iguales/ Al rico y al pordiosero,/ Poderoso caballero/ Es don Dinero. También, Quevedo hace alusión a que el dinero puede otorgar poder a personas que no se lo merezcan, que puede tomarse como una inclinación a los Hidalgos que venían a América y que volvían con una autoridad por haber logrado sustraer las riquezas del nuevo continente. Pero pues da autoridad /Al gañán y al jornalero/Poderoso caballero es Don Dinero


Es interesante el juego que hace Quevedo al personificar a este “Don Dinero” como alguien poderoso, del que no podemos librarnos y del que la sociedad hacía mal uso en esa época, gastando en guerras y empresas que muchas veces no salían como deberían.


A su vez, Quevedo se muestra muy crítico, desengañado y resentido, sentimientos que salen a flote en el mundo literario barroco, dándole un plus a lo que él intentaba expresar con sus palabras, pues él sabe perfectamente que la sociedad en la que él vive, todo está basado en el dinero y que este es el encargado de juzgar quien tiene una mejor vida y quien no, quien tiene poder y quien no, y lo más importante, quien triunfará o no en la vida. ¿Puede también significar que el dinero da la felicidad? Él mismo lo describe con una frase “hace todo cuanto quiero” y además, da a entender que el dinero es una especie de rueda de la fortuna encargada de darle poder o no a los nobles de la época, con la frase “Doña Blanca de Castilla”, en la cual nos habla sobre la honra falsa que ostentaban muchos gobernantes de la época.


El dinero es el juego perfecto y a pesar de que Quevedo lo personifica como si fuera alguien del cual dependemos y el cual nos puede dar lo que queremos, nos muestra a su vez que también puede igualarnos con quien no queremos, y hacer pender de un hilo todo lo que pensamos para nuestra vida.






Madre, yo al oro me humillo,
Él es mi amante y mi amado,
Pues de puro enamorado
Anda continuo amarillo.
Que pues doblón o sencillo
Hace todo cuanto quiero,
Poderoso caballero
Es don Dinero.

Nace en las Indias honrado,
Donde el mundo le acompaña;
Viene a morir en España,
Y es en Génova enterrado.
Y pues quien le trae al lado
Es hermoso, aunque sea fiero,
Poderoso caballero
Es don Dinero.

Son sus padres principales,
Y es de nobles descendiente,
Porque en las venas de Oriente
Todas las sangres son Reales.
Y pues es quien hace iguales
Al rico y al pordiosero,
Poderoso caballero
Es don Dinero.

¿A quién no le maravilla
Ver en su gloria, sin tasa,
Que es lo más ruin de su casa
Doña Blanca de Castilla?
Mas pues que su fuerza humilla
Al cobarde y al guerrero,
Poderoso caballero
Es don Dinero.

Es tanta su majestad,
Aunque son sus duelos hartos,
Que aun con estar hecho cuartos
No pierde su calidad.
Pero pues da autoridad
Al gañán y al jornalero,
Poderoso caballero
Es don Dinero.

Más valen en cualquier tierra
(Mirad si es harto sagaz)
Sus escudos en la paz
Que rodelas en la guerra.
Pues al natural destierra
Y hace propio al forastero,
Poderoso caballero
Es don Dinero.

btemplates

0 comentarios:

Publicar un comentario en la entrada